FIESTA DE LA BEATA MARIA DE JESUS

EN EL DOSCIENTOS AÑOS DE SU NACIMIENTO (Benimamet)

Como cada año, nos preparamos para el día 11 de octubre con una oración de vigilia en comunidad.

Este año, 2018, tiene un motivo especial: Agradecer la vida de una mujer singular en los 200 años de su nacimiento. Una mujer, María de Jesús, profundamente enamorada de Cristo y que dejándose seducir por Él, al estilo de María, abrió un camino en la Iglesia, del que nosotras y tantas y tantas reparadoras han vivido y vivimos.

Esta fecha memorable, quisimos hacerla extensiva a aquellas personas con las que celebramos la fe y tenemos una relación de aprecio especial.

Así como semanalmente en la hoja dominical “Aleluya”, se anuncian la misa y las fiestas extraordinarias que tenemos en casa, se anunció ¿cómo no? este acontecimiento y tuvimos el gozo de que se reunieran en nuestra capilla unas veinticinco personas, el párroco D. José Manuel y José Miguel, laico Asociado.

La oración fue muy participativa, repartiendo los textos de lectura entre seglares y nosotras. Tuvimos oportunidad de momentos de silencio y compartición para la acción de gracias por lo que supone un carisma de reparación en bien de la humanidad, y fuimos respondiendo con el canto “gracias, gracias Señor, aleluya”. Además de otros cantos, pudimos entonar el “Tomad, Señor y recibid” como colofón a esta oración y que cantaron con gran sentimiento, unidos a la entrega de Nuestra Fundadora.

A continuación, pasaron al comedor a tomar unas pastas remojándolas con un vinillo “mistela”, charlar y cambiar impresiones sobre la fiesta.

El domingo, 14, también, para las personas que ordinariamente vienen a misa, quisimos presentarles la persona de nuestra Fundadora en la conmemoración de los 200 años de su nacimiento y hacerles participar más particularmente del carisma. El capellán al comenzar la eucaristía hizo una buena reseña del acontecimiento que nosotras habíamos preparado. José Miguel, laico asociado y Gustavo que está en el grupo de preparación, hicieron las lecturas. Su esposa que también está en este grupo hizo las peticiones.

Al final, toda la Asamblea rezamos la oración de la Fundadora que se había repartido.

BODAS DE ORO DE CÁNDIDO Y MARUJA

El Día 12, fiesta de Nuestra Señora del Pilar, continuamos en son de fiesta. Un matrimonio, vecino quiso celebrar sus Bodas de Oro en nuestra capilla. Fue una celebración entrañable, preparada por los hijos, ramo de flores, la señora, bendición de anillos, padrinos y todo detalle, pues no faltó la renovación de las promesas matrimoniales.

La señora dijo que, su deseo se había colmado al poder celebrar sus 50 años de casados en nuestra capilla y poder dejar las flores en ella, flores, que sus nietecillas las quisieron añadir al jarrón que ya teníamos preparado en la columna de la Virgen.

Fueron numerosos los familiares que les acompañaron con una

alegría inmensa, además, se da la coincidencia de que el señor tiene pronosticada una enfermedad severa, aunque aparentemente estaba de lo más feliz y todos rodándoles de gran cariño.

Como al salir de la capilla tenemos un bonito patio, toda su ilusión era hacerse fotos entre ellos y con todas nosotras. Fue una mañana bonita.

 

Los comentarios están cerrados.